sábado, julio 04, 2009

Muestra de la intolerancia religiosa

Incidente diplomático entre Francia e Irak por un vino

En su última visita al Palacio del Elíseo en París, el primer ministro iraquí no aceptó sentarse a la mesa porque había vino; finalmente se suspendió la comida

lanacion.com | Espectáculos | Viernes 3 de julio de 2009


Esto es un tema muy menor (que se haya suspendido una cena diplomatica), pero ilustra muy bien de que se trata el fanatismo religioso. Si no te gusta el vino, no lo tomes, pero no molestes a quien lo hace. ¿Es tan dificil de entender?
Aclaro que no tomo una gota de alcohol, no me gusta para nada y en año nuevo brindo con Coca-Cola, pero jamas se me pasaria por la cabeza prohibirle a alguien que no tome porque yo no tomo.

Etiquetas:

1 Comentarios:

A la/s 11:13 a. m., Blogger patricio dijo...

Yo no consumo cocaína, pero si estoy en una mesa donde se toma, no les prohibiría su consumo, simplemente me levantaría y me iría.
A cierta gente le parecen ofensivas ciertas costumbres que para otros son cotidianas.
Quién es el intolerante?
saludos

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal